+34 914 130 914 / +34 935 455 610

Alberto Monterosso

Product Marketing Manager @ Colt Technology Services


Mientras las empresas planean para un mundo post-pandemia, el repentino giro hacia el trabajo en casa se asentará gradualmente en un estado híbrido, con una parte de trabajo en la oficina, otra remota, y muchos conmutando entre las dos día a día.

A principios de 2020 se desplegaron soluciones rápidamente para hacer frente a la repentina necesidad de trabajar desde casa, pero ahora es momento de emprender un abordaje mas sistemático, asegurando que las infraestructuras y arquitecturas apropiadas estén preparadas para maximizar la productividad y competitividad.

Por ejemplo, ¿has considerado el potencial impacto del tráfico de video cuando la gente vuelva a la oficina? Tan solo con la mitad de los empleados que había pre-pandemia presentes, las reuniones con un elemento virtual añadirán una cantidad significativa de tráfico. Puedes calcular ese impacto con nuestra calculadora de ancho de banda aquí.

Prepararse para el trabajo híbrido es algo que cualquier organización puede hacer a través de tres pasos clave: migrar a un puesto de trabajo digital basado en la nube, implementar un perímetro extendido de seguridad, y apoyar todo lo anterior con conectividad segura y flexible.

Primer paso – puesto de trabajo digital basado en la nube

¿Pueden los empleados colaborar de manera fluida y disfrutar la misma experiencia, sea en la oficina o en remoto?

En muchos aspectos, la respuesta podría ser ‘sí’, especialmente para colaboración interna con escritorios virtuales basados en cloud, una realidad en muchas empresas. Sin embargo, hay un aspecto clave que todavía representa una barrera para muchos negocios: ¿cómo hablamos con actores externos, como clientes, proveedores o partners?. Si has estado utilizando teléfonos de mesa conectados a una centralita on-premise, esa solución no funcionará de manera remota.

Necesitas mover tu infraestructura de voz al cloud, y ahora puedes hacerlo en menos de 10 días.

Segundo paso – Perímetro de seguridad extendido

Con los datos procesándose en el cloud y los empleados conectándose desde ubicaciones remotas, ¿sigue tu solución de seguridad satisfaciendo tus necesidades? La seguridad perimetral es plausible de ser extendido significativamente y si la seguridad de la empresa todavía esta basada en firewalls on-prem, ahora es el momento para considerar una nueva solución.

Hay múltiples opciones dependiendo en el escenario y las necesidades de la organización; una solución basada 100% en cloud puede ser un buen punto de arranque para valorar.

Tercer paso – Conectividad flexible a la oficina

¿Te preguntas si el ancho de banda en las oficinas caerá significativamente? Probablemente no sucederá si quieres mantener la productividad alta: con el trabajo híbrido deberías esperar un aluvión de tráfico de video, comparado a antes de la pandemia, a causa de un mayor número de llamadas de video entre trabajadores remotos que más que compensará el menor número de empleados en la oficina.

Pero más importante, debes preguntarte si el proceso de adquisición de conectividad todavía encaja con el propósito y todavía tienes que tolerar procesos prolongado y tiempos de entrega largos para pedir un upgrade de ancho de banda,

De hecho, las necesidades de ancho de banda pueden ser difíciles de predecir hasta que la nueva norma este completamente establecida, o más, mientras los empleados tengan libertad de decidir cuantos días a la semana pasar en la oficina. Con este escenario en mente, si la conectividad de tu oficina no es on-demand, ahora es el momento para tomar control escalable y en tiempo real de tu conectividad.